2 comentarios :

MAR dijo...

Un edificio sin naturaleza no tiene vida, transmite monotonía y artificialismo, una pequeña planta o un gran jardín, cualquier detalle natural lo agradecemos todos en gran medida, tanto las personas que realizamos alguna actividad en el edificio, como la naturaleza que habitará allí y el alma de dicha construcción, sin duda alegra su corazón. Así que, lo que más me gusta de esta imagen es el jardín ubicado en el patio interior sin olvidarme del detalle de la chica haciendo el pino en el mismo, exhibiendo una de tantas actividades que podemos desarrollar en el medio natural. Aprovechemos pues los recursos naturales que nos brinde nuestro entorno porque así los damos a conocer, observando su valor, su belleza y fomentando su conservación y cuidado

Angel Cózar dijo...

Muchas gracias por tu comentario Mar, estoy muy de acuerdo contigo

Publicar un comentario